Buscar en el Blog

Cargando...

sábado, 7 de diciembre de 2013

En Construcción. José Luis Guerín

En Construcción, es un documental que habla de las relaciones interpersonales que suceden en un lugar determinado y cómo un evento puede modificar la manera de vivir, sentir, relacionarse y percibir la realidad. 

En Barcelona se ha decidido reconstruir un barrio chino, el primer paso: destruir lo viejo.  Un edificio habitacional es desalojado y derrumbado, ahora los constructores se encargarán de hacer un edificio nuevo, y más caro, para nuevos inquilinos.

Durante el tiempo en que se realiza la obra, las vidas de las personas que viven alrededor, los que solían vivir ahí, y los que se encargan de construir el nuevo edificio, se ven afectadas de diferentes maneras. Al final, todos ellos forman parte de un fenómeno que se repite una y otra vez, en la búsqueda de expulsar lo viejo para traer cosas nuevas.

Guerín hace una crítica a la modernidad con el enfoque que le da a su película. Mostrando la manera en que, con el pretexto del progreso y el desarrollo, las vidas de las personas son modificadas con el engaño de tratar de mejorar las condiciones de vida de algún sector determinado.

Lo que en realidad sucede es que las personas están a merced del capitalismo, de modo que en esta idea de progreso se desaloja a los que no tienen lo suficiente para alimentar al sistema, se borran los rastros de su anterior existencia y se crean nuevos espacios sobre las cenizas, elevando los precios de modo que los anteriores inquilinos tienen muy pocas posibilidades de reingresar, pero algunos además tampoco tienen la facilidad de encontrar otro lugar, por lo que terminan sin hogar. 

Guerín realiza un gran trabajo de montaje que incluso logra que en un primer momento no te percates por completo de que ese trabajo existe en gran medida. Se puede decir que manipula los elementos de lo real que se le presentan, como las conversaciones genuinas entre personajes o la situación que viven, su diario vivir, etc.

Pero lo que logra con el montaje es mostrar más realidades de las que se presentan genuinamente, utiliza su mirada de autor para contar una historia mucha más grande que un simple trabajo de reconstrucción de un barrio. Es gracias a la manipulación del material que se puede contar mejor la historia, logrando transmitir el mensaje que desea lo más entendible e íntegramente posible, siendo fiel a su motivación.


sábado, 30 de noviembre de 2013

Cuates de Australia. Everardo González

Cuates de Australia es un rancho, ubicado en algún remoto y desértico lugar de Coahuila, cuya población se compone por unas cuantas familias en situación de pobreza y marginación. En el rancho se ayudan entre todos los miembros de la comunidad, pero la naturaleza no es igual de hospitalaria. La sequía causa la muerte de sus animales y la desnutrición de los pobladores, además el agua que logran obtener del lago (casi seco) es turbia, algún trapo les sirve para filtrarla un poco antes de beberla.

A pesar de las dificultades, las personas de este poblado han encontrado el modo de ser autosuficientes, en un lugar donde la supervivencia es el plato de cada día, y la muerte se encuentra presente en todo momento. Finalmente, lo único que queda por hacer, es migrar a otras tierras, y es así como los pobladores huyen de la desnutrición y la sequía, con la firme intención de regresar con las lluvias.

El documental muestra la adaptación de una pequeña población alejada de las zonas urbanas, que ha aprendido a sobrevivir a su manera, adoptando prácticas específicas que le permiten seguir viviendo, tal como sucede en todas las comunidades. La película presenta el problema de la falta de agua por sequía, y las dificultades por las que pasa una población para sobrevivir, vemos una estrecha relación entre la vida y la muerte, los seres humanos y los animales.

Esta convivencia permite la existencia de los pobladores de Cuates de Australia, demasiado acostumbrados a esa vida, pero además, vemos la pobreza que impide el desarrollo en algo tan simple como ser capaces de filtrar el agua que beben, y alrededor de la cual gira toda  la vida.

Se trata de un gran trabajo que presenta una realidad que tal vez la mayoría sabemos que existe, pero pocos lo han visto, lo que dificulta el entendimiento y la empatía con estas realidades diferentes a las nuestras, con prácticas que podrían parecernos “barbáricas” en una primera instancia, pero que simplemente confirman la lucha por la supervivencia y la adaptabilidad ante el medio ambiente que se presenta, en una forma más pura, en el sentido de que existe un contacto directo con la naturaleza.

Aun así, es imposible hacer de lado las dificultades que se presentan en este tipo de poblaciones, que intentan desarrollarse fuera del sistema capitalista, pero que se ven sofocados por el modernismo que no permite este tipo de comunidades, lo que provoca una situación de mayor necesidad.



viernes, 22 de noviembre de 2013

Nobody's Business. Alan Berliner

Nobody’s Business es un documental que el director Alan Berliner, realiza sobre su historia familiar, tomando a su padre, Oscar Berliner, como eje, punto de partida y centro de toda la historia que se desarrolla. Su padre es un hombre directo, testarudo, triste y solitario, que insiste en ser una persona completamente ordinaria y en que su vida no le interesa a nadie, no es nada. Alan toma ese argumento y no lo suelta durante la conversación con su padre, determinado a demostrar de algún modo que la vida de su padre no es ordinaria, si tiene interés, y es valiosa.

Lo que Alan Berliner nos muestra, es una conversación entre dos personas que discrepan mucho en sus opiniones. Una pelea por demostrar que la vida de su padre tiene sentido y que la vida del propia Alan cobra sentido debido a la de Oscar y de otros miembros de la familia, presentes y pasados, mostrando la importancia de la historia familiar.

Para lograr su cometido, Alan acosa a su padre con preguntas sobre su pasado, a las cuales su padre se niega a responder. Así que el hijo busca las respuestas que están a su alcance en archivos antiguos, mismos que muestra a su padre en un intento por hacerle ver la importancia de la vida de aquellas personas, de cómo influyeron en la vida de su padre sin haberlas conocido, y cómo del mismo modo la vida de Oscar influye, e influirá en generaciones futuras. 

De manera velada también podemos encontrar los pensamientos generalizados sobre la vejez, o el sentimiento que llegan a tener muchas personas al alcanzar cierta edad. La pérdida del sentido de la vida, la importancia del contexto, la importancia de la historia generacional de una población entera, y lo que otros nos dejan.



Se trata de una película entretenida y divertida, que refleja la importancia de la historia familiar, y el sentido de la vida. No solo la historia familiar, pero también cultural. Nuestro contexto, influye en nuestra identidad y lo vemos a través del reflejo de la historia familiar de Berliner. Efectivamente Oscar Berliner, es un hombre completamente ordinario, pero también es único.


viernes, 13 de septiembre de 2013

Promesas (Documental). Carlos Bolado, B.Z. Goldberg y Justine Shapiro


Promesas es un documental que muestra la visión de siete niños (cuatro judíos y tres palestinos) sobre el conflicto palestino-israelí, todos viven a una distancia de 20 minutos entre ellos, pero no se conocen y sus mundos son muy diferentes. En la primera parte, los niños nos cuentan un poco de sus vidas, su religión, y la historia del conflicto como ellos la conocen y entienden, así como la situación del lugar en el que viven. En la siguiente parte vemos sus pasatiempos, actividades extraescolares, como jugar al voleibol (Daniel y Yarko), participar en carreras (Faraj), bailar (Sanabel), jugar en la computadora (Moishe). 

En otra parte del documental vemos las opiniones que tienen los niños respecto a los otros; palestinos vs israelíes, y las razones por las que se sienten de tal manera frente a los otros, además de las razones por las que creen tener la razón. Después es hecha una pregunta a los niños ¿puede haber paz entre palestinos e israelíes? ¿Cómo resolver el conflicto? Todos dan opiniones diferentes, desde dejar el asunto a los sabios del mundo, eliminar los puestos de control, eliminar fronteras y recuperar territorio, hasta conversar con el enemigo, entenderse, dejar que los niños se conozcan y compartan opiniones. 

En la siguiente parte, se les presenta la posibilidad de conocerse entre ellos, judíos y árabes. Shlomo y Moishe no desean hacer amistad con árabes, pero los gemelos Daniel y Yarko se entusiasman con la idea de conocer a Faraj, porque es deportista como ellos. Mahmoud se niega a hablar con un judío; Sanabel, Ahmed y Motassim creen que es necesario que los niños palestinos les expliquen su versión a los judíos y convencen a Faraj, quien después invita a los gemelos al campo de refugiados en el que vive.

Al reunirse todos, los niños árabes le muestran a los gemelos judíos el lugar en el que viven y el sufrimiento por el que ha pasado el pueblo palestino. Juegan, ríen y comen todos juntos, para al final, con ayuda de un traductor, hablar sobre la situación en que se encuentran y cómo se siente cada uno respecto a los otros, y qué soluciones creen que podrían funcionar para traer paz a sus pueblos. Por último, se muestra un metraje de dos años después, con un comentario de cada uno de los niños, donde se muestra la evolución de sus pensamientos. La realizaciones de algunas predicciones que ellos mismos habían hecho años atrás, y la postura que cada uno toma frente a lo que ocurre a su alrededor. Al final, vemos un montaje de recién nacidos en sus incubadoras, niños palestinos y judíos, que crecerán para adoptar la misma doctrina que los otros en un ciclo de temor, aversión, odio,indiferencia e incomprensión.

Personajes.

Los gemelos (Yarko y Daniel): Son judíos seculares que viven en Jerusalén, son deportistas y sienten aversión por los judíos ortodoxos. Durante la película se muestran bastante sensatos frente al conflicto. No tener un adoctrinamiento religioso les ayuda a ver un poco más allá de lo que dice la Torá, ellos mismos dicen que Dios no creó el Estado, los judíos llegaron y se establecieron después de la guerra así que los palestinos tienen razón, pero no desean irse del lugar en el que nacieron, les parece que todos podrían compartir la tierra porque no es de nadie. Desean que acabe la guerra porque les parece que, gane quien gane, ambos lados sufren. En los noticieros, y en las calles escuchan sobre ataques terroristas de los árabes, y judíos que mueren en manos de los palestinos, pero no hablan de haber perdido a nadie cercano. Pienso que eso es lo que provoca cierta indiferencia hacia la realidad que viven otros, aunque conocen la tragedia no la han sentido, y es así como al final uno de ellos dice que en verdad quiere que exista paz, pero tiene otras preocupaciones, como el volibol y sus amigos.

Mahmoud: Es árabe, vive en un barrio palestino de Jerusalén. Es tal vez, quien muestra un mayor grado de racismo de todos los niños, aunque de todos los árabes, es el que vive entre judíos. El odia a los judíos por quitarle sus tierras a los palestinos y quiere que sean expulsados de Jerusalén, porque está convencido de que esas tierras le pertenecen a su pueblo. Con Mahmoud se nos abre una ventana para asomarnos un poco al adoctrinamiento escolar que reciben los niños palestinos sobre el conflicto, vemos cómo les enseñan sobre lo que es la libertad y que ellos no son libres pues los judíos los aprisionan con los puestos de control, y además estimulan el odio hacia los judíos, por lo que no es extraño que los niños hablen de matar a sus enemigos. Aunque al principio se negó rotundamente a tener trato con cualquier judío, en el metraje de dos años después dijo que la paz era imposible si no conocemos a los otros, y que son los padres los que están en guerra. Aunque insistió en que la tierra debía ser devuelta, en ésta confesión se nota lo influenciables que son los niños respecto a temas en los cuales solo conocen y comprenden lo que les han enseñado.

Shlomo: Un judío ortodoxo hijo de un rabino, vive en Jerusalén y estudia para convertirse en rabino algún día. Schlomo estudia prácticamente todo el día, eso le da un poco de discernimiento, sin embargo lo que más tiempo pasa estudiando es la Torá, por lo que está del lado de los extremistas que aseguran que el territorio en disputa le pertenece a su pueblo. Es un niño muy consciente de la situación, pero que tiene un filtro de extrema religiosidad que no le permite cambiar de postura. Asegura comprender a los palestinos, les da razón solamente de estar molestos, pues fueron expulsados del lugar en que vivían. En un principio dice no incomodarle intercambiar palabra con los palestinos, pero se nota la incomodidad cuando uno niño árabe se le acerca durante la entrevista, lo único con lo que pudo intentar que esa incomodidad no fuera visible fue con una guerra de eructos, aunque no fue capaz de ver al otro niño a la cara. Dos años después, admite que le gustaría que tuvieran un proceso de paz entre ambos lados, pero no quiere conocer a ningún árabe.

Sanabel: Una niña palestina que vive en un campo de refugiados, su padre es un reportero que fue hecho prisionero por los judíos que lo consideran “peligroso”. Sanabel es bastante sensible a lo que sucede a su alrededor, es quien más insiste en que para lograr la paz es necesario un diálogo entre ambos lados. Ella piensa que los niños judíos y árabes deberían conocerse unos a otros, conversar, compartir opiniones y comprenderse. Cree que hace falta que los niños palestinos alcen la voz, porque la guerra es de los padres y los niños son inocentes. Piensa que si las relaciones entre judíos y árabes aumentan, se logrará un respeto y un reconocimiento que lleve a la paz.

Faraj: Árabe que vive en un campo de refugiados. Tiene toda la pinta de protagonista. Es el que sufrió un mayor cambio durante la película. Pasa de ser un palestino que odia a los judíos al grado de querer matarlos, a aceptar un diálogo con algunos de ellos, para después considerarlos sus amigos. Es solo una víctima más que busca la paz y que confiando en la palabra de sus amigos (entre ellos Sanabel) accede a conocer a los gemelos, quienes además tienen una conexión con él en el gusto por los deportes. Al final, piensa que la paz puede suceder, aunque no está seguro de que ocurra pronto.


La película trata de representar el conflicto que lleva años entre árabes y judíos. El tema que se presenta detrás, tiene que ver con la realidad de ésta guerra, y el por qué ha durado tanto tiempo. Cada uno de los niños en la película vive diferentes realidades de ésta guerra; por el territorio y el reconocimiento, todos son víctimas de una historia que empezó décadas antes de sus nacimientos, se ven afectados por lo que sucede a su alrededor, por el adoctrinamiento político-religioso, por la historia que les cuentan los medios de comunicación sobre sus enemigos, y por la enseñanza que se les da en casa y en la escuela, aprenden a temer, odiar y ser indiferentes. Todos ellos repiten lo que aprendieron de su entorno, pero también tienen su propio razonamiento. A lo largo de la película, cada uno de ellos plática lo que ha vivido, y lo que le han enseñado, toda esta información que llega a ellos.

El documental me parece brillante, en especial el experimento de reunir a los niños a compartir sus opiniones y darse cuenta de que no son tan diferentes simplemente están influenciados por sus padres y sus religiones. La sencillez con la que pueden resolver conflictos que los adultos complican demasiado con reglas, religiones, políticas y demás. Y la lucha por sacudirse las enseñanzas que les han impuesto, como son las ideas de terrorismo, guerra, religión extremista, tradiciones muerte, odio, temor, estereotipos. Todo ello les ha llenado la cabeza, pero cada uno intenta crearse su propia opinión en mayor o menor medida. Lo interesante es que en su mayoría concuerdan en la necesidad del diálogo, y en que los culpables de esa guerra son otros. Los niños deberían resolver los problemas del mundo.


jueves, 13 de diciembre de 2012

Hoy sentí temor...

Mi cuerpo se siente pesado y, de vez en cuando, me recorre un escalofrío recordando la fuerte explosión que escuché, que sentí, en mi nuca. Puedo escribir tranquilamente porque ya pasó una hora y he dejado de temblar, pero mis nervios aún están un poco alterados. Y es que, qué manera de hacerme volver al mundo real, ahí estaba yo, sentada en flor de loto sobre mi cama, que ocupa gran parte de mi habitación, y se encuentra pegada a mi ventana,a la misma que yo estaba dando la espalda, leyendo sobre elfos que entonan hermosos cánticos al solsticio de verano en un bosque encantado y BUM!... un sonido algo parecido a un balazo y el estallar de una ventana. Justo ahora no podría describir mi rapidez porque no la recuerdo, pero en un instante me encontraba tirada en el piso esperando escuchar más disparos, o un auto, o un grito, o algo.  Entonces recordé a mi madre, y me di cuenta de que ella no podía ser prudente y esperar en su propio cuarto que está un poco más protegido, así que me erguí un poco y salí justo cuando mi madre abría la puerta del cuarto. Nos sentamos en su cama y esperamos.

No fue mi ventana la que explotó, pero faltó poco, esto de vivir en departamentos no deja mucha privacidad ni para ser atacados. Nuestro vecino salió a revisar los daños en su ventana, a menos de un metro de la mía. Se encontraba al teléfono, bastante molesto y parecía saber quién era el culpable y cuál el motivo, una deuda o algo así. Pasaron veinte minutos, o un poco más, para que llegara protección civil; "mismo código que en Galileo". Al parecer alguien arrojó un barreno (una especie de bomba casera), y lo mismo sucedió en otras dos calles no muy lejanas. De pronto me tiemblan las piernas, y siento un escalofrío al descubrir mis pensamientos; la verdad es que me sentía más segura pensando que se trataba de una deuda del vecino, así el problema lo tenía él, todo ataque sería hacía su departamento, mi mamá y yo estabamos relativamente seguras. Pero no era un ajuste de cuentas, fue un ataque al azar, motivo desconocido, hay posibilidad de que se repita, aunque no es probable, pero, sobre todo, fue cosa de suerte (o destino) que el barreno fuera a dar a un metro de mi, y no me llevara más que un susto.

Ya pasaron algunas horas, y aún me sobresalto con todos esos ruidos siempre presentes en mi colonia y comúnmente ignorados por mí, el cuerpo me pesa y mis movimientos son torpes, creo que no podré dormir esta noche, y de repente me siento tan cansada, hasta mi cabeza me duele. Sobre todo, no encuentro las palabras para describir mi frustración, y es que nadie debería sentirse inseguro en su propia casa, y sin embargo, estoy temblando.

Ah, por cierto, si hay alguien por ahí que sea bueno con los nudos, a mi garganta le vendría bien un poco de ayuda.

Hoy mi insomnio no es creativo...

viernes, 7 de diciembre de 2012

La historia de las cosas (The story of the stuff), Annie Leonard. Resumen del libro.

Durante la experiencia universitaria de Annie Leonard en la ciudad de Nueva York, las enormes pilas de basura que cubrían las calles formaron parte de su vida cotidiana. Fue entonces que la autora comenzó a preguntarse ¿a dónde iba a parar toda esa basura? La curiosidad la llevó hasta Fresh Kills, uno de los basurales más grandes del mundo. La impresión que le causó dicha escena, fue la razón por la cual comenzó un ardua investigación de dos décadas de duración, tratando de averiguar más acerca de la basura.

Con este propósito, realizó una serie de viajes a través del mundo, su investigación la fue alejando de los basurales, y la acercó a comunidades indígenas, fábricas, minas, hospitales, establecimientos agrícolas, universidades, oficinas del banco mundial, pasillos gubernamentales y paseos de compras. Así fue como comprendió que todo existe como parte de un sistema y está relacionado con sus otras partes, es decir que todo está interrelacionado.

El ecosistema terrestre es un sistema de tamaño fijo, y se está viendo afectado por nuestro sistema económico actual, el cual busca continuamente el incremento de la actividad económica. Este llamado "crecimiento económico" consiste en: sacar, fabricar y tirar. En realidad el proceso consta de más pasos y en casa uno de ellos intervienen una gran serie de elementos y "personas". La autora nos platica su investigación en las cinco etapas que ella logró identificar y que conforman la "historia de las cosas".

1. Extracción.

Para fabricar nuestras "cosas" no solo necesitamos los ingredientes que forman parte de éstas, también son necesarios muchos otros ingredientes que nos sirven para hacer las máquinas que nos ayudan a cosechar y extraer recursos naturales, así como las máquinas con que fabricamos las cosas, los transportes que nos ayudan a distribuir, etc. Como ejemplo simple, podemos comprobar que la fabricación de 1 tonelada de papel, requiere 98 toneladas de otros recursos diversos. La cantidad de recursos que son extraídos en el planeta escandaliza, pues muchos de ellos (como los minerales) no son rentables, y aquellos que sí lo son, también son limitados.

Sin embargo, el agotar los recursos es solo una parte del problema, hay que añadir el daño ambiental que provoca el proceso de extracción. Algunos recursos, como los minerales, son difíciles de extraer, y durante el proceso se liberan una gran cantidad de toxinas y dióxido de carbono, las cuales se traducen en contaminación del aire, la tierra y el agua.  Sin mencionar las condiciones de trabajo a las que son expuestas muchas personas, hablamos de violencia y esclavitud, y muchos niños son parte de este sistema. Algo que se destaca es que los lugares de peores condiciones tienen mayor cantidad de recursos y menos protección de los derechos humanos.

2. Producción.

En esta etapa no solo se liberan gran cantidad de toxinas, sino que se utiliza un amplia gama de materiales peligrosos. Por lo que nuestras cosas llegan a nuestras manos y nos provocan alergias, problemas cognitivos, enfermedades cancerígenas, etc. Aun cuando estos materiales nos ponen en peligro como consumidores, el riesgo es todavía mayor para los trabajadores en las fabricas. Los trabajadores se exponen a una mayor cantidad de materiales peligrosos por tiempos muy prolongados.

Y por otra parte, las condiciones de trabajo y violaciones a los derechos humanos tanto constantes como fácilmente ignoradas por los grandes empresarios. Esto se debe a la externalización de costos, resulta más sencillo trasladar fábricas completas a países donde las leyes de protección a trabajadores sean deficientes, así se evitan dar un pago justo y cuidar de sus empleados, excusándose con el pretexto de no tener poder sobre las fábricas que se encuentran en otros países. Esto es también conocido como racismo ambiental, a la larga es una de las principales causas de migración en el mundo.

La autora propone un cambio en el diseño de nuestras cosas, pues esta es la verdadera etapa inicial. Para saber qué materiales necesitas obtener, primero hay que saber cómo funcionará el objeto que se desea construir. Si pensamos mejor en el diseño de nuestras cosas, podemos controlar el proceso de producción, de modo que utilicemos una cantidad mínima de energía y los materiales no provoquen daños al ambiente, a los trabajadores y a los consumidores.

3. Distribución.

Anteriormente, nuestras cosas eran de carácter local, si se deseaba algún objeto que se encontrara a gran distancia, era necesario esperar un tiempo prudente y pagar una cantidad razonable por el recorrido del objeto. Actualmente, las cosas viajan a una velocidad increíble, y ya que los costos se han externalizado, no resulta muy costoso para el consumidor obtener un objeto que fue hecho al otro lado del mundo.

La distribución no se refiere solamente al traslado de un objeto de la fábrica a las tiendas, sino que también se toma en cuenta el transporte de los materiales para la fabricación del objeto. Esto significa más externalización de costos, pues los materiales pueden venir de diez países diferentes, ser armados en uno nuevo y transportados a otro para su consumo. Al final, el verdadero costo de nuestras cosas no se ve reflejado en su precio.

4. Consumo.

El sistema económico actual depende del consumo para funcionar. El consumidor es feliz siempre que pueda comprar cosas nuevas, constantemente salen al mercado cosas "innovadoras", así como las mismas cosas que ya tenemos pero con "mejoras", lo que nos obliga a un consumo constante. Las personas ya no valen por lo que tienen, sino por lo que consumen y la rapidez con que lo hacen.

Existen dos trucos muy utilizados, que sirven para volvernos consumidores asiduos. Uno de ellos es la publicidad, en la cual ligan la felicidad con las compras en un carácter subjetivo, de modo que para ser felices tenemos que consumir. El segundo truco es la obsolescencia planificada, es menos conocido que la publicidad, pero igual de real y eficiente. La obsolescencia planificada consiste en diseñar las cosas para que fallen después de cierto tiempo de uso, así te ves en la necesidad de comprar nuevamente. La otra cara de este truco la vemos en la electrónica, cada año salen nuevos modelos de celulares, computadoras, cámaras, etc., así que constantemente estamos  cambiando nuestras cosas viejas por otras iguales pero aparentemente mejores.

5. Desecho.

En esta última etapa se contemplan los desechos industriales que dañan el ambiente perjudicando a la primer etapa (extracción). Pero también tenemos los desechos de nuestras cosas. Desde una hoja de papel, hasta un sillón o una computadora. La mayoría de las cosas que tiramos aún tiene algún uso, o están en perfectas condiciones, o simplemente se trata de un objeto hecho de materiales reciclables.

El precio por el que obtenemos nuestras cosas, se ha externalizado ya varias veces y no valoramos realmente lo que costo que llegara hasta nuestras manos, las guerras que se han desatado, el maltrato al que son sometidos los trabajadores, el daño al ambiente, las vidas perdidas.

Es necesario cambiar el sistema económico y el modelo de consumo. Podemos ayudar consumiendo más productos locales y solo en la medida de lo "necesario", no comprar por moda. Cuidar y valorar, las cosas que tenemos, no desechar las cosas tan fácilmente. Reciclar, aunque esto no resuelva el problema, si representa una ayuda y una pequeña contribución a la recuperación del planeta, pues lo hemos llevado al límite y pronto los recursos serán más escasos, no solo por la extracción sino por la contaminación.


sábado, 1 de diciembre de 2012

Libertad


Recostada sobre el otoño observo las copas de los árboles descubriendo más café que verde, más azul que nada. Un par de petirrojos vuelan juntos de rama en rama, encontrándose en el aire, como en un extraño beso, me parece que van danzando y jugando, de un árbol a otro.

Se escuchan los cantos en todo el lugar y aparece otro par de aves, y otro, y otro. Todas danzan, bajan y suben y se encuentran en el aire. Con sus saltos a cada rama, dejan caer como una lluvia los cadáveres de las hojas que comienzan a rodearme, a sepultarme.

De pronto el par que sigo vuela alto y desaparece detrás de un edificio, seguramente en busca de algún otro árbol, me dejan sola. Pero ¿qué esperaba? ¿Por qué iban a quedarse a mi lado, teniendo tanto espacio para ellos solos?